Cargando...
x

Nuestros Horarios

Lunes :10:00 - 20:00 Martes :10:00 - 20:00 Miércoles :10:00 - 20:00 Jueves :10:00 - 20:00 Viernes :10:00 - 20:00 Sábado :CERRADO Domingo :CERRADO
x

Consulta Gratuita

La primera consulta será descontada del precio si se encarga el asunto.
  • +34 91 564 54 28
  • info@bordasabogados.com
  • Alonso Cano, 77 - Dcha .- 1ºB | 28003 Madrid (España)
    Alonso Cano
  • +34 91 564 54 28
  • info@bordasabogados.com
  • Alonso Cano, 77-Esc.Dcha.-1ºB

Noticias

Viernes, 20 Octubre 2017 10:54

La devolución de la fianza

El artículo 14 de la Constitución Española, consagra el principio de igualdad entre todos los españoles, sin embargo no siempre tiene fiel reflejo en nuestra sociedad y legislación.
Uno de los agravios comparativos que encontramos en nuestras leyes es el que se produce entre el arrendador y el arrendatario, al reclamar sus derechos según la Ley de Enjuiciamiento Civil.
La cuestión radica en que el arrendador podrá instar mediante el procedimiento de juicio verbal la reclamación de las rentas o cantidades debidas por el arrendatario, beneficiándose de un procedimiento más rápido y menos complejo que el procedimiento ordinario al que tendrán que acudir los arrendatarios para reclamar la devolución de la fianza del alquiler, en caso de que no sea devuelta de forma pacífica por el arrendador.
La Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) en el artículo 249.6º, establece que se decidirán siempre por el juicio ordinario cualquiera que sea la cuantía que se reclame, los procedimientos que versen sobre cualquier asunto relativo a arrendamientos urbanos, salvo que se trate de reclamaciones de rentas o cantidades debidas por el arrendatario o del desahucio por falta de pago o por extinción del plazo del arrendamiento que se verán por el juicio verbal.
Como la devolución de la fianza del alquiler es un asunto que versa sobre arrendamientos urbanos, pero no está comprendido entre las excepciones que sí se verán por el juicio verbal (reclamación de rentas, cantidades debidas por el arrendatario, etc.), es por lo que un sector doctrinal se acoge a que necesariamente y por disposición legal, el procedimiento para reclamar la fianza será el procedimiento ordinario.
En cambio, otro sector de la doctrina opina que al haber terminado la relación arrendaticia, la devolución de la fianza sólo es una cuestión de reclamación de cantidad, por lo que si la cuantía de lo reclamado no excede de 6.000 el juicio verbal sería el adecuado.
La polémica está servida.

Publicado en Inmobiliario