Cargando...
x

Nuestros Horarios

Lunes :10:00 - 20:00 Martes :10:00 - 20:00 Miércoles :10:00 - 20:00 Jueves :10:00 - 20:00 Viernes :10:00 - 20:00 Sábado :CERRADO Domingo :CERRADO
x

Consulta Gratuita

La primera consulta será descontada del precio si se encarga el asunto.
  • +34 91 564 54 28
  • info@bordasabogados.com
  • Alonso Cano, 77 - Dcha .- 1ºB | 28003 Madrid (España)
    Alonso Cano
  • +34 91 564 54 28
  • info@bordasabogados.com
  • Alonso Cano, 77-Esc.Dcha.-1ºB

Arrendamientos y Compraventas

Todo aquel que quiera arrendar un bien de su propiedad como arrendador, o bien aquel que quiera asegurar su posición como arrendatario, tiene a los mejores aliados en Bordas & Asociados Abogados, ya que dominamos la redacción de contratos y tenemos amplia experiencia en desahucios, renta antigua, garantías contractuales, etc…

La Ley de Arrendamientos Urbanos 29/1994 debemos tenerla muy presente a la hora de proceder al arrendamiento de una vivienda o un local, igual que lo previsto al respecto en el Código Civil, sin perjuicio de que cada vez son más los aspectos que pueden quedar al arbitrio de la voluntad de las partes.

En cuanto a la compraventa, deberemos estar a lo dispuesto en el Código Civil, en sus arts. 1.445 y concordantes: Por el contrato de compra y venta uno de los contratantes se obliga a entregar una cosa determinada y el otro a pagar por ella un precio cierto, en dinero o signo que lo represente.

En ambos contratos surgirán obligaciones tributarias para ambas partes. En una relación contractual de arrendamiento de vivienda, a la renta no se aplican impuestos directamente, pero ambas partes deberán declarar estas cantidades en su declaración anual de irpf, especialmente el arrendador por las rentas obtenidas de su capital inmobiliario.

En la relación contractual de compraventa, el comprador deberá tributar por el impuesto de transmisiones patrimoniales o iva si se trata de vivienda de nueva construcción. El Impuesto de transmisiones patrimoniales, es un impuesto transferido a las comunidades autónomas y no se liquida en AEAT sino en el organismo que se prevea autonómicamente.

El vendedor deberá liquidar la plusvalía, o Impuesto de incremento del valor de los terrenos, que es de naturaleza municipal y que se liquida en el ayuntamiento de la localidad donde radica el bien. Además el vendedor deberá declarar en su irpf esta operación de transmisión y tributar por la ganancia que le haya podido suponer.